El asesinato de Ulldecona – entrevista con Nuria Ventura, alcaldesa de la ciudad

El asesinato de Ulldecona – entrevista con Nuria Ventura, alcaldesa de la ciudad

Trimite și altora

Martes, 9 de abril de 2019.
Nadie niega ya la muerte de la joven Nelea S.

Las controversias de unos, las esperanzas de la mayoría, han recibido lo único concluyente en esta historia empezada el viernes pasado con la detención de uno de los vecinos de la localidad de Ulldecona (Tarragona): hallado el cuerpo de esta mujer de 26 años ya existía el crimen.

La muerte se ha sometido a las pruebas. De un momento a otro han dejado de decirle Adrián para hablar de el utilizando “este hombre”. ” Este”. Lo qué en un pueblo pequeño cómo Ulldecona es un termino qué funciona cuándo te querés alejar de una persona.


Românii din diaspora au în casa TV românesc. Tu?dolce telekomStai informat, tine legătura cu țara, romanește / Tv satelit oriunde în Europa /


Un demonstrativo qué, de momento, es la primera condena qué recibe el joven de 22 años, qué unas semanas atrás presuntamente acababa con la vida de la qué fue su pareja sentimental.

Para esta gente tranquila, habitantes del municipio tarragones, la muerte violenta es algo qué siempre han pensado qué verán exclusivamente en los programas televisivos. Un pueblo entero, conmovido y en shock. No hay consejos para vivir la impotencia. Tampoco, la rabia. Verbalizar parece, aunque no estemos de todo seguros, el mejor método para sanear.

Nuria Ventura, la alcaldesa de Ulldecona, periodista de profesión, ha seguido con las preguntas a muchos personajes y, cómo autoridad pública-diputada, alcalde, ha respondido también a sus compañeros.

Posibilitar esta entrevista ha sido, una cosa costosa. La alcaldesa qué actua de inmediato esta vez “flaqueaba”.

Han pasado cuatro días. La sensibilidad nos dice qué, emocionalmente, las muertes violentas son irresolubles. Con qué se sostiene Nuria, la persona, antes este acto de violencia extrema?

Es un momento de tristeza absoluta y de desolación. Pero delante de las adversidades sabemos como pueblo unir nuestras fuerzas. Son días muy difíciles pero también de unidad para mostrar nuestro más sentido pésame, nuestra solidaridad y nuestro afecto a la familia, amigos y conocidos de Nalea. Por eso decretamos dos días de duelo oficial como muestra pública de todo lo anterior. El rigor dél acto policial nos ha devuelto el cuerpo de la víctima y, de momento, parte de la verdad de los hechos.

Nos queda no convertirla en “dos veces” víctima. Cómo podemos debilitar esta “vista gorda”, el edulcorar de las estatisticas?

Nos reafirmamos en el convencimiento de que es necesario un cambio social que elimine todo tipo de violencia por cuestiones de género, ya sea física, verbal o de cualquier otro tipo y apostamos por las relaciones de respeto y equidad entre los hombres y las mujeres .

Los asesinatos machistas son la peor consecuencia de la desigualdad y la discriminación que vivimos todavía hoy las mujeres. Este no es un tema individual, un tema doméstico, es una cuestión colectiva, política y pública donde todas y todos tenemos que levantar la voz para decir basta

Es obvio qué no existen comportamientos razonables-violentos.

Hasta dónde el uso civil de la ley puede aspirar a regular las relaciones, al fin y al cabo, unos acuerdos personales?

No se trata de seguir formulando deseos ni sueños. Debemos construir una sociedad que no tolere, que rechace en cualquier situación la violencia machista. Debemos denunciar y transformar la realidad para conseguir una sociedad libre y segura, una sociedad igualitaria, una sociedad más justa, donde ningún hombre se crea con la libertad de asesinar a una mujer. Es necesario que la condenamos desde todos los sectores y que luchamos contra los imaginarios que la normalizan, banalizan y hacen apología. Luchamos, en definitiva, por una sociedad igualitaria, justa, rica, equilibrada, integradora y libre de violencias machistas.

Estos son los grandes retos que tenemos delante y que debemos alcanzar con la colaboración y complicidad de todas las instituciones, los agentes sociales y de las mujeres y los hombres de nuestros pueblos y ciudades. Sólo así podremos hacerlos realidad.

Los últimos años han generalizado la polémica sobre las penas. Es suficiente este “está velando el estado”? Dónde se posiciona la sociedad, cómo se puede obtener una buen praxis qué frene los comportamientos delictivos en esta área?

La conmoción que nos producen los asesinatos machistas debe impulsar una profunda reflexión sobre todo lo que sustenta y permite la violencia hacia las mujeres. Hoy nos llena el dolor por el asesinato de Nalea, pero somos un grupo y transformaremos el dolor en la fuerza para seguir trabajando por los derechos de las mujeres.

Un crimen, tres nacionalidades implicadas.

“Los de casa”, los rumanos (una de las comunidades más importantes de España) y los moldavos. De alguna manera, un atraso para dos de los colectivos de extranjeros mejor integrados de la zona.

Castellón, Vinaros, Ulldecona, La Senia. Geografía con gente. Ulldecona, de más de 15 años, es (y no dejará de ser) un referente para lo qué es la integración. Cómo se recompone un pueblo extenuado por la tragedia?

En este tema, como en tantos otros, no hay nacionalidades que valgan. Antes que de aquí o de allá, somos personas. Nos afecta a todos y todos compartimos la condena mas absoluta al asesinato y la violencia hacia las mujeres.

La violencia hacia las mujeres es una de las más degradantes violaciones de los Derechos Humanos y continúa progresando en el ámbito global. No respeta fronteras, edad, culturas, niveles económicos. Está presente en épocas de conflicto y en tiempos de paz, en el hogar, en el trabajo, y en la calle. Es una injusticia manifiesta que impide que la sociedad avance en el camino de la igualdad y el bienestar común que todas y todos queremos en convivencia. Para no enfermar, quién ha dicho qué los pueblos no pueden enfermar del mismo modo qué los individuos, Ulldecona lucha.

Hemos vívido ayer la convocatoria del Pleno del Ayuntamiento, la marcha organizada por el Grup de Dones. Maneras de no dejar el dolor qué se quede solamente en esto, no?

Continuar luchando, no olvidar. Haciendo pedagogía. Sumando a los jóvenes en esta batalla por la igualdad. Es imprescindible expresar públicamente nuestro rechazo a la violencia y exigir la responsabilidad incuestionable de quién la practica. Porque una parte fundamental de la lucha contra la violencia de género es su condena social, rotunda y sin paliativos.

El asesinato es la última manifestación atroz de la violencia de género pero comienza antes, escondiéndose detrás de hechos sociales aceptados y fundamentados en comportamientos con base estructural y cultural; situaciones que alimentan una desigualdad entre mujeres y hombres que se traslada en una relación de subordinación de unas respecto a unos y que fractura la convivencia y la paz de una sociedad que clama por un futuro sin miedo.

Preguntar “por qué? ” sí qué nos hemos preguntado. El valor de una vida es supremo y, justo por esto, ahondar interrogativo duele. “Buen hombre”, ” buen vecino”, ” le teníamos aprecio” … Pero la muerte insiste en sus convicciónes. El tiempo tranquilizara pero también nos impedirá seguir cómo antes.

Hay reflexión de pocos adornos por cada uno. Cuál es la de Nuria? Cuál la de la alcaldesa de Ulldecona?

...

Las luchas por la igualdad y contra la discriminación han logrado avanzar en los objetivos pero queda mucho camino por recorrer en las sociedades para poder mantener que mujeres y hombres son tratados bajo el derecho de misma dignidad de todos los seres humanos. Sólo con la palabra y con las leyes no lo conseguiremos, hace falta compromiso, implicación, y la creación de redes de apoyo a las mujeres que sufren de la violencia machista para que puedan denunciar, para que puedan pedir ayuda y ser ayudadas. Hace falta que la lucha sea compartida por hombres y mujeres, por toda la sociedad.
Luchar contra la violencia de genero debería ser plano inmediato. Porque la muerte ya nos sobra.